jueves, 23 de junio de 2011

Receta numero 8

Ramo de flores... ¡DE CHUCHES!

Esta última receta (si se le puede llamar receta, que no lo tengo muy claro) ha sido algo totalmente nuevo para mí, ya que en mis experimentos culinarios de tipo dulce siempre están presente la harina, los huevos, el azúcar, el horno... y en este caso nada de eso! no he tenido que amasar sino que pinchar, no he tenido que hornear sino que adornar...

¡os lo enseño!

Con motivo del cumpleaños de alguien a quien quiero mucho me decidí a crear algo diferente (diferente a lo que yo hago habitualmente, pero ya lo había visto en alguna ocasión en tiendas de regalos, etc.), así que quise sorprenderla con un ramo de flores hecho con chuches.

Lo primero: los materiales

Como en cualquier otra receta, lo principal es disponer de todos los materiales antes de comenzar la elaboración, porque si te encuentras a medio proceso y te falta algo... cunde el pánico.

Así que... antes de comenzar a preparar un ramo de chuches hay que aseguarse de que se dispone de:
- láminas de corcho o porexpan
- un montón de chuches: nubes, corazones, moras, piruletas, chupa chups...
- Palillos de "pincho"
- Palillos
- Papel de celofán (yo utilicé de film)
- Papel de pinocho, para envolver
- Un cuchillo
- Dos moldes redondos de diferentes medidas, o algún elemento que sirva como molde. Ha de ser uno más grande (como un plato grande o un poco menos; yo utilicé un escurridor) y el otro más pequeño (yo utilicé una tapa de un bote de mermelada).

Empieza la acción! para comenzar... Cortar el porexpan

Ha llegado el momento de la acción, y lo primero es cortar las dos redondas de porexpan con los "moldes" que hemos decidido utilizar. Así, obtendremos dos redondas de corcho o porexpan; la más grande irá arriba y será la parte alta del ramo, donde irán las chuches a modo de flores, y la más pequeña irá abajo, haciendo de soporte. Ambas partes se aguantarán con los palillos de pincho.

Tomamos un modelo como referencia

Y cortamos

Para obtener la base

Y lo mismo con el molde grande

Lo siguiente es... crear la base del ramo (juntar los moldes)

Juntamos las dos láminas redondas con un palillo de pincho

Y ponemos unos cuantos palillos de pincho más, para asegurar la estabilidad.

Y ahora... ¡al lío!

Hay que ir pinchando todas las chuches, una por una, e ir distribuyéndolas en la redonda grande de porexpan.

Vamos poniendo más chuches.


Los palos largos de nubes los he aguantado con palillos de pincho, en lugar de palillos normales

Hasta conseguir...


¡Algo así!

Los detalles finales... también son importantes!

Hay que cubrir las chuches con papel de celofán transparente (yo utilicé film) para evitar que se resequen las golosinas.

Y por último... envolver el ramo con papel de pinocho de colores (yo utilicé color verde) para dar el toque final al ramo. Aquí es importante tener mucha traza (como diría mi profesora de plástica de primero de primaria), ya que puedes haber confeccionado un ramo maravilloso pero si el envoltorio no queda bien... se echa a perder! (creo que este es el punto que yo he de practicar para un futuro) :p

¡Espero que os haya gustado, y sobretodo espero que le haya gustado a quien recibió el regalo!

LA VIDA ES DULCE













2 comentarios:

  1. Uaaaaaaaau... i qui va rebre aquest magnífic regal? ;-))

    N'hi ha un munt!!... nyam, nyam!!

    ResponderEliminar